jump to navigation

Hancock para dos. julio 3, 2006

Posted by hukes in Música.
trackback

Tengo un año y medio con mi iPod. A su corta edad ya es un iPod de edad madura, pero que sigo disfrutando tanto como si fuese el más nuevo de los modelos (un año humano equivale a treinta años iPod). Tardé en comprarlo porque no quería ser de los que siguen la modas, pero al final no pude más. Estaba plácidamente en mi casa un sábado por la mañana y de repente me entró la idea de comprarlo. Una hora después ya estaba con la pequeño aparato cargándose mientras subía mi colección de CDs a la computadora. El iPod es excelente porque puedes traer toda tu música contigo, sin importar el lugar ni la hora. Pero lo más interesante es que descubres música que tenías olvidada, o que realmente nunca escuchaste porque no era el track más popular de un CD. Algunas veces, aunque hayas escuchado un album entero, y digo realmente escuchar, hay tracks que en su momento no mueven nada dentro de uno. Esos tracks, si se escuchan en el momento apropiado, suenan totalmente diferentes y pueden llegar hasta lo más profundo de la mente, o del corazón, o del alma, dependiendo de cual sea la inclinación de la personalidad de quien escucha. Para poder llegar a esas joyas escondidas tengo un playlist inteligente (con reservas del calificativo “inteligente”) que busca las canciones que menos se han tocado en mi colección.

Hoy descubrí “Rubber Soul” de Herbie Hancock en su album “Dis is da Drum”. Un excelente trenecito (así le llamo yo al fondo rítmico), donde encima se va construyendo la melodía, y donde los músicos tienen libertad total de expresión. Curiosamente, no son los teclados de Hancock que brillan más en este corte. Ellos sirven más como catalizador para que el sax y la guitarra hagan su trabajo como todo buen jazz debe ser: libre y expresivo. En ningún momento se torna una melodía arrebatadora en el sentido de que se quiera comer al escucha. Por el contrario, se mezcla suavemente con los pensamientos, dejándolos fluir sin interferir violentamente en ellos. Es de esas músicas que pueden servir como marco para dar un toque sensual a una velada de dos.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: